Las Caldas Villas Termales

Son pocas veces las que vas con expectativas muy altas, pero la aventura logra superarlas. Para mí este viaje fue una de esas experiencias donde se une un grupo inigualable y un lugar idílico para dejar un recuerdo inolvidable.
Comenzamos la aventura rumbo a Oviedo, dirección Las Caldas Villas Termales, con todo cargado dentro de la perfecta maletita de Misako. Os puedo describir a las Caldas como un lugar de ensueño. Desde el momento que entras por la puerta se siente y se respira otro aire, donde eres capaz de desconectar y realmente disfrutar de lo natural. Las Caldas tiene dos hoteles conectados y con accesos a múltiples piscinas y áreas de spa.
Comenzamos el día por lo alto con una rica comida acompañada de una buena y fría cidra asturiana. Luego pasamos al área del spa, donde nos hicimos un facial con los productos de Sensilis Origin Pro, no puedo explicaros cuánto disfruté ese momento íntegro de mimos. Al terminar esto nos fuimos a disfrutar de las aguas termales. En la noche nos volvimos a poner el albornoz y bañador para disfrutar del atardecer asturiano.
Al terminar la cena bajamos a la piscina de exterior a disfrutar del área de masajes y ver un espectáculo de agua y luces – algo que jamas había visto – me dejó boca abierta.
A la mañana siguiente desde el desayuno recibimos un curso de fotografía ideal y aprendimos un montón de trucos para sacar la foto ideal a un producto – temas de luz, atrezzo, ángulos, etc. Tras el curso pudimos jugar un rato con las ideales cámaras instantáneas de Instax Fujifilm, no os imagináis cuánto amo capturar el momento y tener que esperar que revele – esos momentos analógicos que enamoran, además es súper guay poder guardar las fotos impresas en el álbum.
Tras el curso dimos un precioso paseo, otra oportunidad más para tomarnos fotos ideales. Ya a estas alturas tocaba comer y descansar un poco ya que nos esperaba una noche ajetreada.
Nos apoyamos en Rowenta para poder lucir el mejor look de la noche donde tuvimos una degustación de quesos de la mano de Aitor Vega Quesos. Y ya en nuestro último día no nos quedó de otra que disfrutar al máximo de los deliciosos baños termales, si me hubiese podido quedar ahí de por vida que alguien me diga dónde me apunto.
En fin, ha sido de esos viajes, sí, los que superan en todo sentido las expectativas inicialmente proyectadas. Me llevo del viaje nuevos colegas del mundo. Además del cuerpo y mente reseteados, y momentos realmente inigualables.
MATYS CHOICE-1MATYS CHOICE-2MATYS CHOICE-3MATYS CHOICE-4MATYS CHOICE-5MATYS CHOICE-6MATYS CHOICE-7MATYS CHOICE-8MATYS CHOICE-9MATYS CHOICE-10MATYS CHOICE-11MATYS CHOICE-12MATYS CHOICE-13
MATYS CHOICE-15MATYS CHOICE-16MATYS CHOICE-17MATYS CHOICE-18MATYS CHOICE-19MATYS CHOICE-20MATYS CHOICE-21MATYS CHOICE-22MATYS CHOICE-23MATYS CHOICE-24MATYS CHOICE-25MATYS CHOICE-27MATYS CHOICE-29MATYS CHOICE-30
MATYS CHOICE-31MATYS CHOICE-32MATYS CHOICE-33MATYS CHOICE-34MATYS CHOICE-37MATYS CHOICE-39

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s